Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN)- Pence: EE. UU. revisará el TLC con Corea del Sur

Últimas noticias 18/04/2017 15:21
El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, en la reunión de la Cámara de Comercio de EE. UU. en Seúl, celebrada el 18 de abril del 2017.

Seúl, 18 de abril (Yonhap) -- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ha informado de que Washington revisará el tratado de libre comercio (TLC) con Corea del Sur, citando las excesivas barreras para las empresas estadounidenses.

El vicepresidente, quien se encuentra de visita en Corea del Sur, hizo tales comentarios durante una reunión de la Cámara de Comercio de los EE. UU. en Seúl. El tratado de libre comercio entre Corea del Sur y Estados Unidos (TLC KORUS) entró en efecto el 15 de marzo del 2012.

"Lo más preocupante es que el déficit comercial de EE. UU. con Corea del Sur se ha más que duplicado desde que el TLC KORUS entró en vigor. Esa es la dura verdad", dijo Pence en la reunión.

Añadió que las empresas estadounidenses siguen enfrentándose a demasiadas barreras para entrar en Corea del Sur y que el presidente Donald Trump dejó claro que EE. UU. implementará políticas comerciales y de intercambio con prioridad sobre el país en todas las relaciones, incluido el KORUS. Dijo que se están revisando todos los acuerdos comerciales por todo el mundo para garantizar que la economía estadounidense se beneficia de la misma forma en la que beneficia a sus socios comerciales.

Sus comentarios están en consonancia con los realizados por el presidente Donald Trump antes de asumir el cargo, en los que culpó a los acuerdos de libre comercio, inclusive el TLC con Corea del Sur, de matar empleos de EE. UU., planteando la necesidad de modificar las cláusulas del acuerdo.

Pence, quien se encuentra en Seúl como parte de su viaje a la región de Asia-Pacífico, mencionó los efectos beneficiosos del TLC con Corea del Sur, citando el expandido comercio bilateral y una mayor afluencia de inversión a EE. UU. desde que el pacto entró en vigor.

Se refirió al aumento de los intercambios económicos entre los dos países como algo que vale una "ronda de aplausos", pero señaló que hay que ser "honestos sobre dónde se sitúa su relación comercial".

Dijo que Corea del Sur puede ayudar a establecer la igualdad de condiciones entre ambos países y avanzar a un sistema que maximice los empleos, el crecimiento y un futuro más brillante para los pueblos estadounidense y surcoreano, y añadió que trabajará hacia ese fin de reformar el KORUS en los próximos días.

El enfoque interno de la política de la Administración Trump de priorizar a EE. UU. es recortar los impuestos de sociedades y las regulaciones, enfatizó Pence.

Añadió que no hay que malinterpretar las cosas, apuntando que, bajo el mandato del presidente Donald Trump, los días de exceso de regulaciones se han acabado y ha llegado una nueva era de empleos, crecimiento y prosperidad en Estados Unidos de América. Unos Estados Unidos más fuertes quieren decir una economía más fuerte para Corea del Sur y para todos los socios comerciales de EE. UU., subrayó, y añadió que EE. UU. seguirá siendo un impulsor del crecimiento global y lo será como nunca lo ha sido antes.

La agenda del presidente Trump seguirá renovando la reputación de EE. UU. como el principal destino de inversión del mundo, según Pence, quien expresó confianza en un fortalecimiento mayor de los lazos entre Seúl y Washington en términos de comercio y amistad.

Desde su investidura en enero, la Administración Trump ha aumentado los llamamientos para volver a examinar el KORUS, y, en este sentido, un informe reciente de la Oficina del Representante Comercial de EE.UU. (USTR, según sus siglas en inglés) recomendó una revisión general del acuerdo bilateral. El informe acusó al TLC de causar un "incremento dramático" en el déficit comercial del país.

Sin embargo, los expertos sostienen que la evaluación no tiene en cuenta el déficit del sector servicios de Corea del Sur con EE. UU.

El superávit comercial de Corea del Sur con EE. UU. fue de 23.300 millones de dólares en 2016, en comparación con los 11.600 millones de dólares en 2011, un año antes de la entrada en vigor del TLC KORUS en 2012, según el Ministerio de Comercio, Industria y Energía.

Pero, durante el mismo periodo, el déficit comercial de Corea del Sur en el sector servicios creció un 28,4 por ciento, de los 10.970 millones de dólares en 2011 hasta los 14.090 millones de dólares en 2016, según un informe de la Asociación de Comercio Internacional de Corea del Sur (KITA).

En ese sentido, el KORUS ha beneficiado equitativamente a los aliados en lugar de solo a un lado, dijeron los expertos.

Tras la reunión de la manaña con la comunidad empresarial, Pence concluyó su visita de tres días a Corea del Sur, su primera escala en su viaje por Asia y el Pacífico. El vicepresidente estadounidense partió hacia Japón para seguir con su viaje, que también lo llevará a Indonesia y Australia.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir