Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(ACTUALIZACIÓN)- Pence advierte a Corea del Norte de que no ponga a prueba la determinación de Trump

Últimas noticias 17/04/2017 21:54
Hwang Kyo-ahn (dcha.) y Mike Pence dialogan el 17 de abril de 2017.

Seúl, 17 de abril (Yonhap) -- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, ha advertido este lunes a Corea del Norte de que no ponga a prueba la determinación estadounidense con sus provocaciones, afirmando que Washington vencerá en el uso de la fuerza militar con una respuesta "abrumadora y efectiva".

Durante una conferencia de prensa con el presidente en funciones y primer ministro surcoreano, Hwang Kyo-ahn, Pence también reafirmó a Corea del Sur el compromiso estadounidense con su aliado diciendo que es "férreo e inmutable".

"Corea del Norte hará bien en no poner a prueba su determinación (de Trump) o el poder de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos en esta región", dijo Pence, señalando la reciente decisión militar del presidente estadounidense sobre Siria y Afganistán.

Pence explicó que Washington desea lograr la desnuclearización de Corea del Norte por medios pacíficos, pero añadió que "todas las opciones están sobre la mesa".

Las medidas militares estadounidenses del 7 de abril contra Siria alimentaron las especulaciones de que Washington podría utilizar la fuerza para hacer frente a las provocaciones norcoreanas. Asimismo, menos de una semana después, Washington bombardeó un complejo del Estado Islámico en Afganistán.

Calificando a Pyongyang como la "amenaza más peligrosa y más urgente", Pence denunció el fallo norcoreano en cumplir con sus compromisos de desnuclearización, y explicó que los intentos de Washington por negociar la desnuclearización de Corea del Norte fueron respondidos por "engaños, promesas rotas y pruebas nucleares y de misiles" por parte del régimen norcoreano.

El vicepresidente dijo que ha concluido la era de la paciencia estratégica de la Administración Obama, que fue criticada por fallar en la prevención del desarrollo nuclear norcoreano.

El canciller ruso Sergey Lavrov dijo, en Moscú, que no espera que Estados Unidos inicie acciones unilaterales contra Corea del Norte, según informó la agencia de noticias rusa Tass afirmando que Lavrov dijo que el uso de fuerza militar de manera unilateral por parte de Washington sería "un camino peligroso".

El canciller ruso también dijo que los lanzamientos de misiles de Pyongyang son inaceptables dado que suponen una violación de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (CSNU), pero añadió que "eso no significa que otros puedan violar la ley internacional en respuesta usando la fuerza militar", según Tass.

El vicepresidente estadounidense comenzó el domingo pasado su visita de tres días de duración a Corea del Sur, primera escala de su viaje a cuatro países de Asia y el Pacífico, solo unas horas después de que Pyongyang llevase a cabo un lanzamiento fallido de otro misil balístico.

En las últimas semanas las tensiones han estado en aumento en la península coreana, con Pyongyang preparando otro ensayo nuclear y Washington enviando un grupo de ataque liderado por un portaaviones nuclear hacia las aguas de la península coreana como demostración de fuerza contra el régimen norcoreano.

Advirtiendo a Pyongyang contra nuevas provocaciones, el vicepresidente reafirmó que Washington estará con Seúl en un "100 por ciento", independientemente de lo que ocurra en las elecciones presidenciales surcoreanas del 9 de mayo.

Pence también reafirmó que Estados Unidos y Corea del Sur continuarán el despliegue en territorio surcoreano del Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés) estadounidense, recalcando que se trata de una medida defensiva.

El vicepresidente expresó su disgusto por las represalias económicas de China contra Corea del Sur por el despliegue del THAAD, e instó a Pekín a solventar el problema norcoreano, que es la causa de que el despliegue del THAAD sea una necesidad.

Pekín se ha opuesto con vehemencia al despliegue de la batería del THAAD, alegando que podría dañar sus intereses de seguridad.

Pence también reiteró que si China es incapaz de resolver la situación con Corea del Norte, Estados Unidos y sus aliados lo harán.

En su declaración, el presidente en funciones Hwang dijo que Washington y Seúl adoptarán duras medidas punitivas en caso de que Pyongyang lleve a cabo provocaciones adicionales, añadiendo que redoblarán sus esfuerzos para cambiar los "cálculos estratégicos" de Pyongyang a base de sanciones internacionales.

La conferencia de prensa tuvo lugar después de que Pence visitase la zona desmilitarizada (DMZ) que separa a las dos Coreas, un lugar con un significado especial para él dado que su padre, Edward Pence, luchó junto a las fuerzas surcoreanas durante la Guerra de Corea de 1950-53.

Durante su viaje hacia la DMZ, Pence dijo que pudo ver el terreno en el que su padre luchó para ayudar a la liberación surcoreana.

Mike Pence (centro) baja de un helicóptero en una base militar estadounidense cerca de la frontera intercoreana, antes de visitar la aldea de la tregua de Panmunjeom. (Foto del cuerpo de prensa)

Más tarde en el mismo día, Pence se reunió con el presidente de la Asamblea Nacional Chung Sye-kyun, con quien dialogó acerca de una serie de asuntos, incluida la alianza de seguridad.

Pence partirá el martes hacia Japón, para después dirigirse hacia Indonesia y Australia en su primer viaje por la región desde su investidura en enero.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir