Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El embajador japonés se reúne con el vicecanciller surcoreano por la disputa sobre la estatua

Últimas noticias 10/04/2017 19:23
Yasumasa Nagamine

Seúl, 10 de abril (Yonhap) -- El embajador japonés ante Corea del Sur, Yasumasa Nagamine, se reunió este lunes con el vicecanciller surcoreano Lim Sung-nam, aparentemente para exigir la implementación del acuerdo de 2015 dirigido a resolver la disputa bilateral por la esclavitud sexual de mujeres coreanas al servicio del Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial, según informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Corea del Sur.

Lim y Nagamine mantuvieron una reunión a puerta cerrada, según la Cancillería. Namagime regresó a Seúl el pasado martes después de una ausencia de casi tres meses, desde que en enero fue llamado a consultas por Tokio debido a la instalación de una estatua de una niña, que simboliza a las víctimas coreanas de esclavitud sexual al servicio del Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial, enfrente del consulado japonés en Busan, a 450 kilómetros al sur de Seúl.

Japón afirma que la instalación de la estatua está en contra del espíritu del acuerdo alcanzado por Seúl y Tokio en diciembre de 2015 para poner fin a la disputa sobre las mujeres de consuelo. Corea del Sur, sin embargo, alega que no puede retirar la estatua ya que fue instalada por grupos civiles.

Al hablar con los medios de comunicación tras el encuentro Nagamine no mencionó la disputa, limitándose a decir que en la reunión se había hablado sobre Corea del Norte y la conveniencia de mejorar los lazos bilaterales mediante el pacto de intercambio de inteligencia militar firmado el año pasado y otros esfuerzos de cooperación que también involucran a Estados Unidos.

Nagamine intentó reunirse con altos cargos del Gobierno surcoreano para comunicar la posición oficial de Tokio sobre el asunto, aunque sus solicitudes de reunirse con el presidente en funciones y dos ministros fueron denegadas.

Mediante el acuerdo de diciembre de 2015, en el cual Seúl y Tokio decidieron poner fin a la disputa "de forma definitiva", Japón pidió disculpas y acordó entregar 1.000 millones de yenes (8,9 millones de dólares) para la creación de una fundación dirigida a ayudar a las víctimas.

Corea del Sur celebrará elecciones presidenciales el 9 de mayo. Mientras que algunos de los principales candidatos a presidente indicaron que podrían renegociar el acuerdo, los críticos en Seúl demandaron su anulación, diciendo que el Gobierno japonés aún rehúsa reconocer su responsabilidad legal y niega que las mujeres fueron reclutadas a la fuerza para sus burdeles de primera línea.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir