Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El embajador japonés solicita reunirse con altos cargos por el acuerdo sobre las mujeres de consuelo

Últimas noticias 05/04/2017 21:01

Seúl, 5 de abril (Yonhap) -- El embajador de Japón ante Corea del Sur, Yasumasa Nagamine, ha solicitado reunirse con altos cargos gubernamentales de Seúl con la aparente intención de exigir la implementación del acuerdo bilateral sobre el asunto de la esclavitud sexual, según dijo este miércoles una fuente diplomática.

Nagamine pidió la celebración de reuniones con altos cargos como Hwang Kyo-ahn, primer ministro y presidente en funciones; Han Min-koo, ministro de Defensa; y Hong Yong-pyo, ministro de Unificación, según la fuente, que explicó que la petición fue formulada justo después del regreso a Seúl del embajador el martes por la noche, tras casi tres meses de ausencia al haber sido llamado a consultas por las fricciones diplomática causadas por la instalación enfrente del consulado japonés en Busan de una estatua que simboliza a las víctimas coreanas de esclavitud sexual al servicio del Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial.

Yasumasa Nagamine se dirige a los medios a su llegada al Aeropuerto Internacional de Gimpo, en Seúl.

A su regreso a Seúl, Nagamine dijo: "Intentaré reunirme con el presidente en funciones Hwang Kyo-ahn y otros altos cargos gubernamentales surcoreanos para presentar una firme exigencia para la aplicación del acuerdo".

El Gobierno surcoreano, sin embargo, decidió no aceptar la petición por el momento, según fuentes gubernamentales, por no estar en línea con el protocolo diplomático ni el sentimiento del pueblo surcoreano.

Normalmente, los homólogos de un embajador japonés en Corea del Sur son un vicecanciller o un vicecanciller adjunto del Gobierno surcoreano.

Tokio mantiene que la estatua de Busan y la situada enfrente de su embajada en Seúl son contrarias al acuerdo alcanzado por los dos países, en diciembre de 2015, para poner fin a la disputa por la esclavitud sexual de mujeres coreanas al servicio del Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial.

Corea del Sur celebrará elecciones presidenciales el 9 de mayo. Mientras que algunos de los principales candidatos a presidente indicaron que podrían renegociar el acuerdo, los críticos en Seúl demandaron su anulación, diciendo que el Gobierno japonés aún rehúsa reconocer su responsabilidad legal y niega que las mujeres fueron reclutadas a la fuerza para sus burdeles de primera línea.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir