Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

El embajador japonés regresa a Seúl tras meses de ausencia

Últimas noticias 04/04/2017 23:02

Tokio/Seúl, 4 de abril (Yonhap) -- El embajador de Japón ante Corea del Sur, que fue llamado a consultas hace meses por la fricción diplomática causada por la instalación enfrente del consulado japonés en Busan de una estatua que simboliza a las víctimas de esclavitud sexual, regresó a Seúl este martes.

El Gobierno japonés llamó a consultas a su embajador Yasumasa Nagamine en enero en protesta por la estatua de una niña, que simboliza a las víctimas coreanas de esclavitud sexual al servicio del Ejército japonés en la Segunda Guerra Mundial, instalada por grupos civiles surcoreanos enfrente del consulado de Japón en la ciudad de Busan, en la costa sudeste de Corea del Sur.

Yasumasa Nagamine se dirige a los medios a su llegada al Aeropuerto Internacional de Gimpo, en Seúl.

Tokio mantiene que esa estatua y la situada enfrente de su embajada en Seúl son contrarias al acuerdo alcanzado por los dos países, en diciembre de 2015, para poner fin a la disputa por la esclavitud sexual de mujeres coreanas al servicio del Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial.

Mediante dicho acuerdo, por el cual Seúl y Tokio decidieron poner fin a la disputa "de forma definitiva", Japón pidió disculpas y acordó entregar 1.000 millones de yenes (8,9 millones de dólares) para la creación de una fundación dirigida a ayudar a las víctimas.

Antes de volar hacia Corea del Sur, Nagamine se reunió con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, quien le instruyó para que pida a Seúl la implementación del acuerdo de 2015.

"Haré todo lo posible para cumplir esta tarea", dijo Nagamine, según informó el medio de comunicación japonés NHK, lo que indica que tratará de asegurarse de que tanto el Gobierno actual como futuro de Corea del Sur cumplan con su obligación, conforme al acuerdo firmado el 28 de diciembre de 2015, y se retire la estatua.

Nagamine también dijo que planea reunirse con Hwang Kyo-ahn, primer ministro y presidente en funciones de Corea del Sur, para discutir el asunto.

Corea del Sur celebrará elecciones presidenciales el 9 de mayo. Mientras que algunos de los principales candidatos a presidente indicaron que podrían renegociar el acuerdo, los críticos en Seúl demandaron su anulación, diciendo que el Gobierno japonés aún rehúsa reconocer su responsabilidad legal y niega que las mujeres fueron reclutadas a la fuerza para sus burdeles de primera línea.

La Cancillería reiteró su postura diciendo que implementará "fielmente" lo que se acordó entre ambos países y que es importante que todas las partes involucradas respeten el espíritu del acuerdo.

Sin embargo, no detalló sus planes, salvo por su comentario de que se comunicará con el Gobierno japonés sobre la cuestión.

Durante una conferencia de prensa regular, el portavoz de la Cancillería, Cho June-hyuck, dijo que han reiterado su postura sobre la estatua de la niña y que planean discutir sobre la cuestión con Japón.

El ministerio dijo anteriormente que no es deseable que se instale la estatua frente a la misión diplomática japonesa y solicitó a los involucrados encontrar un mejor sitio.

Cho añadió que no hubo consultas previas entre los dos países sobre el regreso de Nagamine a Seúl y que el Gobierno discutirá y decidirá la cuestión de mantener una reunión entre el enviado japonés y el canciller surcoreano, junto con otros funcionarios surcoreanos, después de que reciba una solicitud oficial del diplomático.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir