Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(AMPLIACIÓN)- El embajador japonés regresará a Seúl tras haber sido convocado por Tokio por la disputa de la estatua de una niña

Últimas noticias 03/04/2017 16:52
El embajador de Japón ante Corea del Sur, Yasumasa Nagamine (centro), llega a Tokio el 9 de enero de 2017.

Seúl, 3 de abril (Yonhap) -- El embajador de Japón ante Corea del Sur, que fue llamado a consultas por Tokio en medio de una fricción diplomática debido a una estatua que simboliza la esclavitud sexual de mujeres coreanas durante los tiempos de guerra, regresará esta semana a Seúl, ha informado este lunes un funcionario de la Cancillería surcoreana.

En enero, el Gobierno japonés llamó a consultas a su embajador ante Corea del Sur, Yasumasa Nagamine, como protesta debido a la estatua de una niña instalada por grupos civiles frente al consulado japonés en Busan, la principal ciudad portuaria surcoreana.

"Estamos al tanto de que el Gobierno japonés ha decidido enviar mañana a su embajador Nagamine al país", dijo un funcionario del ministerio bajo la condición del anonimato, añadiendo que se espera que su regreso sea una oportunidad para ambos países para comunicarse mejor y más estrechamente.

Se espera que Nagamine regrese a Seúl junto a Yasuhiro Morimoto, cónsul general japonés en Busan que también fue llamado a consultas por la disputa.

El regreso se produce en medio de preocupaciones por la prolongada ausencia y el posible efecto sobre las comunicaciones diplomáticas bilaterales.

Los dos diplomáticos fueron llamados a consultas el 9 de enero en protesta por la instalación de la estatua enfrente del consulado en Busan.

Tokio mantiene que esa estatua y la situada enfrente de su embajada en Seúl son contrarias al acuerdo alcanzado por los dos países, en diciembre de 2015, para poner fin a la disputa por la esclavitud sexual de mujeres coreanas al servicio del Ejército japonés durante la Segunda Guerra Mundial.

Mediante dicho acuerdo, por el cual Seúl y Tokio decidieron poner fin a la disputa "de forma definitiva", Japón pidió disculpas y acordó entregar 1.000 millones de yenes (8,9 millones de dólares) para la creación de una fundación dirigida a ayudar a las víctimas.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir