Go to Contents Go to Navigation

Malasia expulsa al embajador de Corea del Norte por el asesinato de un hermanastro del líder norcoreano

Últimas noticias 05/03/2017 09:56

Kuala Lumpur/Seúl, 5 de marzo (Yonhap) -- Malasia anunció el sábado (hora local) que ha expulsado al embajador de Corea del Norte, en un nuevo gesto de presión diplomática por el asesinato de Kim Jong-nam, hermanastro del líder norcoreano Kim Jong-un.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Malasia declaró persona no grata al embajador norcoreano Kang Chol y dijo que debería abandonar el país antes de las 6 p.m. del lunes, en un gesto que muestra la intención de Malasia de llegar hasta el fondo del asesinato aun a costa de dañar una relación de décadas con el país más aislado del mundo.

Kim Jong-nam fue asesinado el 13 de febrero en un aeropuerto de Malasia cuando dos mujeres asiáticas presuntamente aplicaron en su rostro el agente nervioso VX, un arma química prohibida.

Las llamadas a la Embajada de Corea del Norte en Kuala Lumpur en busca de comentarios no recibieron respuesta.

Kang Chol (foto de archivo de AP-Yonhap)

Hace más de una semana Malasia llamó a consultas a su embajador en Pyongyang por el asesinato de Kim Jong-nam, del cual se culpa a Corea del Norte.

Sue Mi Terry, exanalista de la CIA sobre Corea del Norte, dijo que la expulsión es un paso positivo e importante que muestra que el uso de armas de destrucción masiva en un aeropuerto internacional acarreará consecuencias.

"Dudo que Malasia corte sus lazos diplomáticos con Corea del Norte pese a que debería hacerlo. Pueden comenzar expulsando a los norcoreanos que son espías, trabajadores en régimen de esclavitud, etc.", dijo Terry, ahora directora para consultas empresariales de la filial regional asiática de Bower Group Asia, explicando que aunque Malasia no desee cortar completamente sus lazos con Pyongyang puede expulsar a más norcoreanos que desarrollan actividades ilícitas.

La Policía malasia dijo que ocho norcoreanos son sospechosos en el caso, reforzando las sospechas sobre la implicación de Corea del Norte en el asesinato.

Pyongyang ha negado su involucración y ha culpado a Corea del Sur por el incidente, reclamando con insistencia la entrega del cuerpo de Kim.

Ri Jong-chol, uno de los norcoreanos sospechosos, reiteró la postura de su país el sábado a las 3 a.m. en la embajada norcoreana en Pekín, al decir que la investigación de Malasia es un complot para dañar la dignidad de Corea del Norte.

Ri, que fue deportado por Malasia el viernes, es reconocido como un experto en química y estuvo detenido durante días por su presunta implicación en la elaboración del neurotóxico usado en el asesinato. Ri negó todos los cargos en su contra.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir