Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN)- El NIS confirma que el hermanastro del líder norcoreano muere envenenado en Malasia

Últimas noticias 15/02/2017 14:56
El 15 de febrero de 2017, los surcoreanos observan un canal de televisión en la Estación de Seúl, que anuncia la muerte de Kim Jong-nam, el hermanastro del líder norcoreano.

Seúl, 15 de febrero (Yonhap) -- El jefe del Servicio de Inteligencia Nacional (NIS, según sus siglas en inglés) de Corea del Sur ha confirmado, este miércoles, que el hermanastro del líder norcoreano ha sido asesinado con veneno en Malasia.

Durante una reunión del Comité de Inteligencia de la Asamblea Nacional, el director del NIS, Lee Byung-ho, confirmó que Kim Jong-nam, había sido asesinado, el lunes pasado, en un aeropuerto de Malasia, aunque aún no se ha determinado si el veneno se le administró mediante agujas o un espray químico.

Añadió que, unas cuatro horas después del suceso, el NIS fue notificado de que un norcoreano no identificado, de 46 años de edad, había sido asesinado.

Kim, quien se encontraba en el Aeropuerto Internacional de Kuala Lumpur esperando para embarcar en un avión hacia Macao, pidió ayuda al personal tras haber sido atacado por dos mujeres "asiáticas". Falleció de camino a un hospital cercano.

Las autoridades malasias creen que Kim fue envenenado, aunque los detalles se conocerán tras la autopsia.

El director del NIS dijo a los legisladores que Kim, quien se encontraba bajo la protección del Gobierno chino, había sufrido varios intentos de asesinato durante los últimos cinco años. Añadió que el asesinato puede haber estado basado en el "trastorno delirante" de Kim Jong-un, en lugar de en sus cálculos sobre que su hermanastro podría ser una amenaza para su régimen.

Asimismo, dijo que Kim había enviado en 2012 una carta a Kim Jong-un, solicitándole que le perdonara la vida y la de su familia. Kim Jong-nam había sido objeto de un intento de asesinato en dicho año.

La primera esposa de Kim Jong-nam vive actualmente en Pekín con un hijo, mientras que su segunda esposa reside en Macao junto con un hijo y una hija. Todos ellos se encuentran bajo la protección del Gobierno chino.

El hijo que reside en Macao, Kim Han-sol, había sido el centro de la atención pública en el año 2012, tras conceder una entrevista a una emisora de televisión finlandesa, en la que expresó su esperanza para una Corea unificada y su deseo de que mejorase la vida de los norcoreanos ordinarios bajo el mandato de su tío.

El NIS dijo que Kim Jong-nam nunca había solicitado asilo a Corea del Sur y que tampoco hubo ningún intento dentro de Corea del Norte para convertirlo en su líder.

El Ministerio de Unificación de Seúl dijo también que se cree que Kim fue asesinado por agentes norcoreanas.

El portavoz del ministerio, Jeong Joon-hee, dijo que la Policía malasia está llevando a cabo una investigación sobre el asesinato y que todavía no ha anunciado los resultados. Añadió que el Gobierno surcoreano está cooperando estrechamente con su homólogo malasio.

Los expertos estiman que el asesinato de Kim Jong-nam forma parte del régimen de terror de Kim Jong-un y tiene por objeto eliminar cualquier riesgo potencial para su liderazgo.

Kim Jong-nam, el hijo mayor del difunto líder norcoreano Kim Jong-il, había sido considerado como el presunto heredero de su padre; sin embargo, había estado viviendo en el extranjero durante años después de caer en desgracia ante su progenitor por intentar entrar en Japón con un pasaporte falso en el año 2001.

Kim Jong-nam se había opuesto a la sucesión de poder a su hermanastro Kim Jong-un en el año 2010, llegando a decir en la emisora de televisión japonesa TV Asahi, que estaba en contra de una "sucesión de tercera generación". Añadió que esperaba que su hermanastro hiciera todo lo posible para mejorar el nivel de vida del pueblo y que él permanecía listo para ayudar desde el extranjero.

Esta supone la muerte de mayor resonancia bajo el régimen de Kim Jong-un desde la ejecución de su tío, Jang Song-thaek, en diciembre de 2013.

Tras asumir el poder a la muerte de su padre, a finales de 2011, Kim Jong-un ha apuntalado su control mediante la ejecución de más de 100 oficiales militares y funcionarios del partido y el Gobierno.

Según un medio de comunicación japonés, las autoridades de Tokio están comprobando los informes de que las dos mujeres sospechosas del asesinato pueden haber muerto.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir