Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

(3ª ACTUALIZACIÓN)- Los fiscales independientes fracasan en su intento de realizar una redada en la oficina presidencial

Últimas noticias 03/02/2017 17:59
El complejo de la oficina presidencial, Cheong Wa Dae (foto de archivo)

Seúl, 3 de febrero (Yonhap) -- Los fiscales especiales de Corea del Sur han fracasado este viernes en su intento de ejecutar una orden de registro de la Oficina del Presidente, Cheong Wa Dae, a fin de recabar pruebas sobre el escándalo de tráfico de influencias que rodea a la presidenta Park Geun-hye, debido a que la oficina negó su entrada citando cuestiones de seguridad.

Los investigadores visitaron la oficina de Park, este viernes por la mañana, para obtener más datos antes del interrogatorio cara a cara con la presidenta, que se estima que tendrá lugar este mes. Sin embargo la oficina presidencial presentó una declaración esta tarde, negando a los investigadores la concesión de acceso al complejo presidencial.

"El equipo de investigación está planeando enviar una misiva oficial solicitando la cooperación y explicando la inadecuación de su rechazo al presidente en funciones y primer ministro surcoreano, Hwang Kyo-ahn" -quien aparentemente posee mayor autoridad que el jefe del personal presidencial y el jefe de seguridad presidencial quien firmó la declaración-, dijo el portavoz del equipo de fiscales, Lee Kyu-chul, durante una conferencia de prensa.

Lee dijo que el equipo expresa su pesar por el hecho de que Cheong Wa Dae rechazase el intento de registrar el sitio, incluso cuando minimizaron el lugar a registrar. Esta es la primera vez que el equipo, liderado por el fiscal independiente, Park Young-soo, ha intentado llevar a cabo una redada en la oficina presidencial desde que comenzó su investigación en diciembre.

Los fiscales estatales, quienes entregaron el caso al consejo especial el año pasado, intentaron realizar también una redada en la oficina en dos ocasiones, pero fueron detenidos por la oficina presidencial. En su lugar, la oficina entregó voluntariamente algunos documentos solicitados por los fiscales.

Conforme a la ley del país, las instalaciones militares y otras zonas que manejan información confidencial no pueden ser registradas sin el consentimiento de la persona a cargo del lugar. Sin embargo, la ley también prohíbe que la persona rechace conceder tal permiso a no ser que viole intereses nacionales claves.

El portavoz añadió que, desde el comienzo de la investigación, han revisado las leyes relevantes, pero que llegaron a la conclusión de que, en realidad, no hay una forma de imponer el registro y confiscación si la oficina presidencial los desaprueba.

Lee añadió que, aún así, el equipo de investigación continuará examinando si la oposición de la oficina presidencial puede constituir obstrucción del deber. La orden de registro y confiscación emitida por el Tribunal del Distrito Central de Seúl tendrá validez hasta el 28 de febrero. Una orden de registro usualmente tiene validez durante casi una semana, pero el equipo de investigación dijo que solicitó tiempo suficiente, citando la disputa actual en proceso entre ambas partes.

Los dos lados están manteniendo conversaciones sobre la fecha y la forma en que se realizará el interrogatorio de Park, quien está en estos momentos a la espera de la decisión del Tribunal Constitucional sobre la moción del juicio político. Park ha sido acusada de permitir que su amiga íntima, Choi Soon-sil, se entrometiera en asuntos estatales y amasase beneficios personales utilizando sus lazos con ella. Tanto Park como Choi han estado negando rotundamente tales acusaciones.

El mismo día el equipo de investigación realizó una redada en las oficinas de la Comisión de Comercio Justo, en la ciudad de Sejong, en el centro del país, y en la Comisión de Servicios Financieros (FSC) en Seúl, debido a la controvertida fusión de dos filiales del Grupo Samsung en 2015 y otras acusaciones de corrupción que involucran a Choi.

El principal conglomerado del país es sospechoso de haber ofrecido sobornos a Choi a cambio de que el Servicio Nacional de Pensiones apoyase la fusión entre Samsung C&T Corp. y Cheil Industries Inc.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir