Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Un tribunal de Seúl ordena a una firma japonesa indemnizar a las víctimas surcoreanas de trabajos forzados

Últimas noticias 25/08/2016 16:06

Seúl, 25 de agosto (Yonhap) -- Un tribunal de distrito de la capital surcoreana ha ordenado, este jueves, a la firma japonesa Mitsubishi Heavy Industries indemnizar a 14 surcoreanos obligados a realizar trabajos forzados durante el dominio colonial japonés sobre la península coreana de 1910-45.

El Tribunal del Distrito Central de Seúl sentenció a favor de las víctimas surcoreanas que presentaron una demanda en 2013, en base a sus reclamaciones de que habían sido forzadas a trabajar, durante cerca de un año, desde septiembre de 1944, en la planta de armas de la firma nipona en Hiroshima.

El tribunal ordenó a Mitsubishi pagar 90 millones de wones (80.623 de dólares) a cada una de las víctimas.

Previamente, Mitsubishi Heavy Industries había rehusado ofrecer una indemnización financiera a las víctimas, argumentando que la compañía de la década de 1940 es diferente a la firma actual. Asimismo, la empresa dijo que la cuestión de la indemnización había sido resuelta conforme al acuerdo bilateral alcanzado en 1965 entre Corea del Sur y Japón.

En 1965 Seúl y Tokio firmaron el llamado acuerdo de normalización, que restauró completamente las relaciones diplomáticas bilaterales. Conforme al acuerdo, Tokio ofreció asistencia financiera a Seúl, utilizada para impulsar el desarrollo económico tras la Guerra de Corea de 1950-53.

Según Japón, todas las cuestiones de indemnizaciones derivadas del período colonial japonés fueron resueltas mediante el acuerdo alcanzado. Sin embargo, Seúl discrepa, diciendo que algunas cuestiones no están cubiertas por el acuerdo, incluido el tema de las mujeres coreanas que fueron forzadas a ofrecer servicios sexuales en los burdeles de primera línea para las tropas japonesas, llamadas eufemísticamente "mujeres de consuelo".

Además, el Tribunal Supremo de Corea del Sur sentenció, en 2012, que es difícil concluir que los derechos individuales de las víctimas a reclamar una compensación hayan sido eliminados mediante el acuerdo de normalización.

Mientras tanto, un caso separado que involucra a otras víctimas de trabajos forzados se encuentra pendiente en el Tribunal Supremo. Las víctimas también reclaman que fueron forzadas a trabajar para Mitsubishi Heavy Industries durante el período colonial.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir