Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

EE.UU. urge protección para los refugiados y solicitantes de asilo norcoreanos tras la deserción de un funcionario de alto rango

Últimas noticias 18/08/2016 10:29

Washington, 17 de agosto (Yonhap) -- El Gobierno de Estados Unidos ha urgido la protección de los refugiados y solicitantes de asilo norcoreanos en todo el mundo después de que se confirmara la deserción a Corea del Sur del embajador adjunto de Corea del Norte ante el Reino Unido.

Thae Yong-ho, de 55 años de edad, el diplomático número dos de la misión norcoreana en Londres, llegó recientemente a Corea del Sur con su familia, anunció previamente, el miércoles pasado, el Ministerio de Unificación de Seúl, sin entrar en detalles. Thae es uno de los diplomáticos norcoreanos de mayor rango que ha desertado a Seúl.

"Urgimos a todos los países a cooperar para la protección de los refugiados y solicitantes de asilo norcoreanos en sus respectivos territorios", dijo la portavoz de Departamento de Estado de EE.UU., Katina Adams, a la Agencia de Noticias Yonhap. "Estados Unidos está profundamente preocupado sobre la situación de los derechos humanos en Corea del Norte y el trato de los refugiados y solicitantes de asilio norcoreanos", subrayó.

Sin embargo, la portavoz estadounidense rehusó hacer comentarios detallados sobre la deserción del diplomático norcoreano.

Dijo que Washington sigue trabajando con otros países y organizaciones internacionales, incluido el Consejo de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDH) y la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), para proteger a los refugiados norcoreanos y buscar soluciones duraderas para ellos.

Corea del Sur dijo que se cree que Thae desertó a Seúl por su desilusión con el régimen norcoreano bajo el mando de Kim Jong-un y por la aspiración de libertad. Asimismo, dijo que el caso refleja que la élite gobernante del Norte ve que no hay esperanza y que la solidaridad interna del régimen se está debilitando.

Los funcionarios y trabajadores norcoreanos en países extranjeros se ven bajo una gran presión para repatriar dinero por las endurecidas sanciones internacionales.

En abril, un grupo de trece norcoreanos que trabajaban en un restaurante, operado por Pyongyang en la ciudad portuaria de Ningbó, en el este de China, desertó en masa a Corea del Sur. Otros tres empleados norcoreanos de un restaurante norcoreano en China escaparon en junio a Seúl.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir