Go to Contents Go to Navigation

Nuestra página web usa cookies y otras tecnologías de recopilación de datos para optimizar los servicios. Se sobrentiende que, al mantener el acceso, el usuario da su consentimiento tanto a nuestra Política de Privacidad, como al uso de esas tecnologías. Ver más

Un principiante cambia la racha surcoreana en esgrima con un signo de exclamación

Últimas noticias 10/08/2016 10:21

Río de Janeiro, 9 de agosto (Yonhap) -- El martes (hora local), cuando todo parecía que sería un segundo día sin una medalla en esgrima para Corea del Sur en las olimpiadas de Río de Janeiro, un esgrimista surcoreano poco conocido comenzó a derribar a un gigante después de otro.

El esgrimista Park Sang-young guardó lo mejor para el final, demostrando un brillante combate al derrotar a su rival húngaro Geza Imre por 15-14, obteniendo así la medalla de oro en espada.

Park nunca ha perdido ante Imre, el número tres mundial y actual campeón del mundo.

El oro de Park fue el tercero en Río de Janeiro para Corea del Sur y el único obtenido en el día.

La victoria de Park también acabó con la mala racha en esgrima de Corea del Sur en Brasil. El espadista, de 20 años de edad, se sitúa en el puesto 21º a nivel mundial, pero Park arrojó enfáticamente esos números por la ventana.

En los octavos de final, Park dejó aturdido al esgrimista número dos del mundo, el italiano Enrico Garozzo, derrotándolo por 15-12. Durante la siguiente ronda, Park ganó, por 15-4, al suizo Max Heinzer, el décimo en la tabla de clasificación mundial.

En la semifinal, Park venció por 15-9 a su segundo rival suizo, Benjamin Steffen, el 13º en la tabla de clasificación mundial.

En la ronda final, Park se encontraba en desventaja por 14-10, a un punto de ser vencido, pero el surcoreano anotó cuatro puntos consecutivos en uno de los combates más memorables de las últimas olimpiadas.

Si no hubiese sido por los actos heroicos de Park, Corea del Sur se enfrentaría a otro día sin una medalla, dado que sus deportistas no consiguieron obtener una en yudo ni en tiro con pistola.

Kim Jang-mi, la campeona femenina de pistola a 25 metros de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, no logró siquiera participar en la final de la competición al situarse en el noveno puesto, un lugar por debajo del límite requerido para entrar en la ronda de clasificatorias.

Con una puntuación de 582, Kim acabó empatando con sus rivales de Suiza, Heidi Diethelm Gerber, y Rusia, Ekaterina Korshunova, pero ambas lograron dar en una diana más que Kim.

Por otra parte, la mala racha surcoreana en yudo se mantuvo, dado que la yudoca Bak Ji-yun, en la categoría de menos de 63 kilos, y Lee Seung-su, en la competición masculina de menos de 81 kilos, fueron eliminados pronto de los juegos.

Mientras tanto, aunque no se disputó una medalla en tiro con arco, los arqueros Lee Seung-yun y Chang Hye-jin solventaron sus eliminatorias. Chang se enfrentará en la próxima partida contra la norcoreana Kang Un-ju, la primera competición intercoreana de las olimpiadas de verano.

El excampeón olímpico surcoreano de natación, Park Tae-hwan, pasó por otra ignominia el martes en la piscina, fallando en clasificarse para los 100 metros estilo libre. Park empató en el puesto 32 entre 59 nadadores al finalizar con un tiempo de 49 s 24 cs, mientras que los 16 nadadores principales pasaron a octavos de final. Park también fue eliminado de las competencias de 200 y 400 metros estilo libre. Durante el evento, surgieron especulaciones sobre una postergación del retiro de Park, dado que el nadador dijo que le gustaría tener otra oportunidad para redimirse en los juegos de Tokio 2020, para los cuales el nadador cumplirá 30 años de edad.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir