Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN)- Corea del Sur y EE.UU. deciden desplegar el sistema de defensa THAAD en territorio surcoreano

Últimas noticias 08/07/2016 16:35

Seúl, 8 de julio (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos han acordado desplegar el Sistema de Defensa Terminal de Área a Gran Altitud (THAAD, según sus siglas en inglés), el sistema avanzado de defensa contra misiles de Estados Unidos, en territorio surcoreano para mejorar la defensa de los dos aliados contra las crecientes amenazas nucleares y de misiles de Corea del Norte, dijo este viernes el Ministerio de Defensa de Seúl.

La decisión se produjo tras las negociaciones, de cinco meses de duración, entre Seúl y Washington sobre si desplegar el THAAD.

Corea del Sur y EE.UU. iniciaron las negociaciones poco después de que Corea del Norte disparase un misil de largo alcance a principios de febrero, en una prueba desafiante de la tecnología de misiles balísticos intercontinentales, tras la cuarta prueba nuclear llevada a cabo el mes previo.

El viceministerio de políticas del Ministerio de Defensa, Yoo Jeh-seung, dijo, en una conferencia de prensa, que Corea del Sur y EE.UU. han tomado la decisión conjunta de desplegar el sistema THAAD con las Fuerzas Armadas Estadounidenses en Corea del Sur (USFK), como parte de una acción defensiva para garantizar la seguridad de la República de Corea y del pueblo surcoreano frente a las armas nucleares, armas de destrucción masiva y amenazas de misiles balísticos de Corea del Norte.

El despliegue está destinado también a proteger el poder militar de la alianza bilateral, añadió.

Yoo dijo que el grupo de trabajo conjunto entre ambos aliados está actualmente en las etapas finales de proponer a los jefes de defensa de las dos naciones un sitio para el despliegue del THAAD.

Según el viceministro, Corea del Sur y EE.UU. están trabajando estrechamente para desplegar el THAAD lo más pronto posible.

Una vez desplegado, el THAAD no se dirigirá a otros países que no sea Corea del Norte y será exclusivamente usado para hacer frente a las amenazas nucleares y de misiles del régimen comunista, señaló Yoo, restando importancia a las protestas planteadas por China contra su despliegue.

Agregó que el despliegue del THAAD contribuirá a la creación de un sistema estratificado de defensa contra misiles y al fortalecimiento de las capacidades de defensa contra misiles de la alianza bilateral con Washington contra las amenazas de misiles norcoreanas.

El teniente general Thomas Vandal, jefe del Estado Mayor de las USFK, dijo que la decisión tomada este viernes es crítica en el avance de las capacidades de la alianza entre Corea del Sur y EE.UU., dado que ambos colaborarán para defender a sus respectivos Ejércitos y al pueblo surcoreano de las crecientes amenazas balísticas norcoreanas.

Yoo añadió que está previsto que se anuncie el lugar escogido para el despliegue en un par de semanas, aunque la ubicación específica no se hará pública debido a los secretos operativos.

Cuatro comarcas surcoreanas han sido citadas como candidatas para el despliegue del THAAD, incluidas Pyeongtaek, al sur de Seúl, en donde se ubican los nuevos cuarteles de las USFK; la ciudad oriental de Wonju, cercana a la frontera intercoreana; y la ciudad sureña de Chilgok; aunque las mismas han expresado su oposición a albergar el sistema debido a las preocupaciones sobre los riesgos para la salud que podría entrañar su radar.

El funcionario surcoreano dijo también que se podrá comenzar a operar realmente el sistema a finales del próximo año, aunque se tratará de completar su despliegue antes de dicha fecha.

El THAAD, fabricado por la firma estadounidense de defensa Lockheed Martin, consta de cinco componentes: lanzaderas móviles, misiles interceptores, radar, una unidad de control de tiro y un centro de apoyo de la batería. El jefe del control operativo es el comandante en jefe de las USFK.

El sistema está diseñado para interceptar misiles balísticos de alcance corto, medio e intermedio, a una altitud de 40 a 150 kilómetros de su fase terminal, mediante el empleo de misiles con tecnología de explosión por impacto directo.

La batería puede interceptar una variedad más amplia de misiles balísticos y a mayores altitudes que cualquier otro sistema de defensa poseído por Corea del Sur.

Sin embargo, su radar en banda X ha sido una fuente de preocupación para China que piensa que podría utilizarse para espiar de cerca sus actividades militares.

Justo después del anuncio del despliegue del THAAD, la Cancillería china expresó su "fuerte descontento y firme oposición" contra el acuerdo, debido a las preocupaciones de que la medida podría dañar los intereses estratégicos de seguridad, tanto de China como de otros países, y afectar al equilibrio de seguridad en la región del Nordeste Asiático.

Mientras tanto, Corea del Sur dijo que ya había notificado, el jueves pasado, a China y Rusia sobre su decisión de desplegar el THAAD.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir