Go to Contents Go to Navigation

Corea del Sur redoblará la campaña de altavoces en represalia al Norte

Últimas noticias 06/07/2016 14:09

Seúl, 6 de julio (Yonhap) -- Corea del Sur planea redoblar su campaña en la frontera intercoreana de emisiones mediante altavoces, en represalia a la reciente serie de amenazas balísticas y de misiles del país comunista, dijeron este miércoles oficiales del Ejército.

"Planeamos ampliar casi al doble, para fin de año, las instalaciones para la emisión antinorcoreana mediante altavoces a lo largo de la línea de frente, cerca de la línea de demarcación militar", dijo un oficial militar.

En la actualidad, el Ejército opera alrededor de 11 estaciones de altavoces a lo largo de la frontera para emitir mensajes críticos del régimen norcoreano de Kim Jong-un y del aislado sistema socialista, como una estrategia de guerra psicológica con el fin de elevar la presión sobre el Norte.

El plan de expansión elevará el número de estaciones en la frontera hasta más de 20.

Seúl reanudó la vieja táctica el año pasado, después de que Corea del Norte hiriera en agosto a dos soldados surcoreanos en un ataque con minas terrestres cerca de la tensa frontera intercoreana. Las dos Coreas habían interrumpido previamente las operaciones psicológicas en la frontera, en un acuerdo mutuo adoptado en junio de 2004.

Como parte de la próxima expansión, el Ejército también añadirá a la operación fronteriza unos seis sistemas adicionales de altavoces móviles por carretera, sumándose a los seis actualmente en operación, dijeron los oficiales.

Según los oficiales, el plan apunta a ser un paso de represalia contra las continuas provocaciones nucleares y de misiles de Corea del Norte.

Añadieron que también tiene el fin de informar correctamente al Ejército y pueblo norcoreanos sobre la realidad, de que el régimen norcoreano está falseando la vida del pueblo y la economía, bajo el estandarte vano de la política de doble vía de perseguir simultáneamente el desarrollo nuclear y económico.

Corea del Norte llevó a cabo en enero su cuarto ensayo nuclear, en desafío a la comunidad internacional, causando que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptase en su contra la resolución de sanciones más dura hasta la fecha.

En febrero, el país volvió a llevar a cabo lo que la comunidad internacional considera que fue la prueba de su tecnología de misiles balísticos intercontinentales, seguida por una serie de disparos de prueba de misiles balísticos de lanzamiento submarino y de sistemas de lanzamiento múltiple de cohetes, además de misiles balísticos de alcance intermedio capaces de alcanzar el territorio estadounidense de Guam.

jisooaw@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir