Go to Contents Go to Navigation

Robert King: Corea del Sur y EE.UU. trabajan para solucionar el abuso de los trabajadores norcoreanos en el extranjero

Últimas noticias 05/04/2016 19:25

Seúl, 5 de abril (Yonhap) -- Corea del Sur y Estados Unidos están trabajando de forma conjunta para averiguar hasta qué punto Corea del Norte usa a sus trabajadores en el extranjero para lograr fondos con los que financiar sus programas de armas de destrucción masiva, según dijo este jueves el embajador Robert King, enviado especial de Estados Unidos para los asuntos relacionados con los derechos humanos en Corea del Norte.

La exportación de trabajadores norcoreanos se ha convertido en un nuevo asunto que la comunidad internacional necesita solucionar para solventar tanto los abusos a los derechos humanos cometidos en el Norte como el desafío de Pyongyang en su búsqueda de capacidad armamentística nuclear y de misiles.

En una entrevista concedida a la Agencia de Noticias Yonhap en la embajada de Estados Unidos en Seúl, Robert King reconoció la dificultad que entraña el rastreo del flujo de dinero de los trabajadores norcoreanos en el extranjero hacia el régimen norcoreano, afirmando que "está muy claro que Corea del Norte usa una gran parte de sus recursos para armas nucleares, misiles y equipamiento militar".

King explicó que es difícil decir "que este dólar de este trabajador va para una bomba", pero añadió que el proceso existe y está en marcha, por lo que es necesario intentar prevenirlo.

Según estimaciones no oficiales, podría haber 50.000 norcoreanos trabajando en otros países, la mayoría en trabajos intensivos en mano de obra en China y Rusia, pero también en Mongolia y Oriente Medio. Se cree que el régimen norcoreano obtiene entre 200 y 300 millones de dólares anuales de estos trabajadores.

El mes pasado, el presidente estadounidense Barack Obama emitió una orden ejecutiva para, entre otras cosas, imponer sanciones a las personas que participan en la exportación de trabajadores norcoreanos. La medida atrajo atención porque podría sancionar a las empresas chinas y rusas que contratan trabajadores norcoreanos.

A este respecto, King dijo que el proceso está comenzando y una de las cosas que se están haciendo es buscar información adicional para intentar asegurar que se conoce lo que sucede, dónde están los trabajadores y para qué compañías trabajan, añadiendo que de momento no se cuenta con mucha información pero se están manteniendo consultas sobre el tema con el Gobierno surcoreano.

King destacó que la creciente presión internacional sobre Corea del Norte para que mejore la situación de los derechos humanos, explicando que una tarea pendiente es hacer que los responsables paguen por sus crímenes.

El enviado dijo que "parece bastante claro" que las políticas de Corea del Norte comienzan en Kim Jong-un, por lo que el líder norcoreano es responsable de muchos de los abusos que suceden, añadiendo que no es el único responsable porque muchos funcionarios norcoreanos de distintos tipos también tienen parte de culpa.

King dijo que los ministros, directores de departamento y soldados que vigilan la frontera y disparan a los ciudadanos norcoreanos que intentan escapar del país deben entender que están cometiendo crímenes de lesa humanidad, afirmando que no es suficiente con culpar a la persona en la cúspide de poder sino que es necesario que asuman su responsabilidad todas las personas implicadas.

El mes pasado, el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas adoptó una resolución sobre los derechos humanos en Corea del Norte centrada en la nominación de dos expertos independientes para procesar a los responsables de los abusos sobre los derechos humanos en Corea del Norte.

King llegó a Seúl el sábado y regresará el miércoles tras reunirse con altos cargos de los ministerios de Asuntos Exteriores y Unificación, así como líderes de organizaciones no gubernamentales.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir