Go to Contents Go to Navigation

El Ministerio de Unificación se retracta de su declaración sobre el uso norcoreano de los salarios de Kaesong

Últimas noticias 15/02/2016 18:33

Seúl, 15 de febrero (Yonhap) -- El ministro surcoreano a cargo de las relaciones intercoreanas se ha retractado este lunes de su declaración de que Corea del Norte utilizó el salario de los norcoreanos en el complejo industrial intercoreano para el desarrollo de sus programas nuclear y de misiles.

El ministro de Unificación, Hong Yong-pyo, dijo, el domingo pasado, que el 70 por ciento del dinero que fluyó al Complejo Industrial de Kaesong, en el Norte, fue canalizado al Partido de los Trabajadores norcoreano para financiar su desarrollo de armas.

Sin embargo, este lunes, Hong dijo a los legisladores que no hay pruebas claras que demuestren tales especulaciones, disculpándose por causar controversia.

"Si hubiera una prueba clara de la malversación norcoreana, constituiría un incumplimiento de las resoluciones de la ONU", dijo Hong, añadiendo que hay preocupaciones de que Corea del Norte malversase el dinero, pero que no ha dicho que haya una evidencia clara.

La declaración de Hong fue sometida a un intenso escrutinio, en medio de las preocupaciones de que Corea del Norte podría haber violado las resoluciones de las Naciones Unidas que prohíben la transferencia de enormes sumas de dinero en efectivo.

En respuesta al ensayo nuclear norcoreano de 2013, la ONU implementó las sanciones contra el Norte por la preocupación de que una transferencia de dinero en masa podría ser malversada para desarrollar sus programas nuclear y de misiles.

Las operaciones del polígono industrial fueron suspendidas la semana pasada tras una serie de provocaciones norcoreanas, cerrando el último símbolo de reconciliación intercoreana. Como contramedida a la decisión surcoreana, Pyongyang expulsó el jueves pasado a las firmas surcoreanas que operaban en el complejo.

Este lunes, el Ministerio de Unificación desestimó las críticas sobre una supuesta tolerancia de Seúl al uso indebido del dinero por parte de Pyongyang.

El portavoz del ministerio, Jeong Joon-hee, dijo que había preocupaciones sobre la malversación del Norte pero que la comunidad internacional reconocía el significado y los efectos de la zona industrial.

El Complejo Industrial de Kaesong abrió en 2004 como fruto de la primera cumbre intercoreana del año 2000. Ha servido como una fuente principal de ingresos para la empobrecida Corea del Norte, mientras que el Sur se ha beneficiado de una mano de obra barata pero especializada.

Un periódico a favor de Corea del Norte, con sede en Japón, condenó la afirmación de Seúl, diciendo que el salario pagado a los trabajadores del Norte era "miserable".

El Chosun Sinbo afirmó que Corea del Sur había recaudado mucho más dinero que el pagado en los salarios de los trabajadores norcoreanos, lo que indica que el Norte fue muy generoso y que el Sur disfrutó de tal favor.

Según el diario, dado que la presidenta surcoreana Park Geun-hye ha cerrado el Complejo Industrial de Kaesong, la relación de las dos Coreas se enfrenta a una fase desastrosa que no puede ser revocada, citando el ejemplo de la suspensión en el año 2008 del programa turístico bilateral a la montaña Kumgang, en el Norte, por parte del anterior presidente surcoreano Lee Myung-bak. También apuntó que las dos decisiones se tomaron bajo la presión de Estados Unidos.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir