Go to Contents Go to Navigation

Seúl dice que Pyongyang utiliza los salarios de Kaesong para desarrollar armas

Últimas noticias 14/02/2016 11:37

Seúl, 14 de febrero (Yonhap) -- El ministro de Unificación surcoreano, Hong Yong-pyo, dijo, este domingo, que cree que Corea del Norte ha utilizado los salarios pagados a los norcoreanos en el complejo industrial intercoreano para desarrollar armas nucleares y de otro tipo.

El ministro, a cargo de los asuntos intercoreanos, dijo que el "70 por ciento" del dinero invertido en el Complejo Industrial de Kaesong, en la ciudad norcoreana del mismo nombre, fue destinado por el Partido de los Trabajadores de Corea del Norte (WPK, según sus siglas en inglés) al financiamiento del desarrollo de armas.

Según Hong, el salario pagado en efectivo -en dólares- de los empleados norcoreanos en Kaesong no se paga directamente a los mismos, si no que es dirigido al Gobierno norcoreano.

Todos los ingresos en moneda extranjera que recibe Corea del Norte son transferidos al WPK, que utiliza el dinero para desarrollar armas nucleares o misiles o para la compra de productos de lujo.

La semana pasada, Corea del Sur decidió cerrar el complejo industrial conjunto en respuesta a una serie de provocaciones norcoreanas. El complejo, inaugurado en 2004, ha sido, durante mucho tiempo, una fuente de dinero para Corea del Norte.

En respuesta a la medida surcoreana, Pyongyang expulsó a todos los surcoreanos del complejo, reteniendo los activos de planta de las empresas surcoreanas en el recinto.

Este domingo, el Ministerio de Unificación emitió una declaración diciendo que ha recibido informes, a través de "diversos canales", en los que se afirma que la mayoría de los salarios de los empleados norcoreanos fueron canalizados hacia el WPK.

Según Hong, las operaciones en el polígono industrial conjunto se mantuvieron, hasta el momento, dado que la comunidad internacional reconocía la importancia de las operaciones en el Complejo Industrial de Kaesong. Sin embargo, el cierre tuvo lugar dado que Pyongyang continuará intensificando el desarrollo de sus armas, por lo que se necesitaba tomar una medida decisiva para aliviar las preocupaciones de seguridad de los surcoreanos.

Hasta el momento, no se han detectado problemas en la región tras la expulsión de los surcoreanos del complejo.

Según el ministro, se había previsto la medida norcoreana de expulsar a los surcoreanos y retener arbitrariamente los activos, que está en contra de las normas internacionales.

Ante la pregunta de si el cierre del polígono afectó más al Sur que al Norte, Hong dijo que los daños deben considerarse en términos relativos, debido a la diferencia de los tamaños de las dos economías.

Hong añadió que si Corea del Norte muestra un sincero deseo de mitigar las preocupaciones surcoreanas y de la comunidad internacional, se podrá discutir sobre la normalización de las operaciones del complejo.

Un total de 124 firmas surcoreanas operaban fábricas en el parque industrial, con más de 54.000 empleados norcoreanos, con el fin de elaborar productos de trabajo intensivo, como ropa y utensilios.

paola@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir