Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN)- Corea del Sur reanuda la guerra psicológica en represalia contra Corea del Norte

Últimas noticias 10/08/2015 21:03

Seúl, 10 de agosto (Yonhap) -- Corea del Sur reanudó este lunes una campaña de propaganda mediante altavoces a lo largo de la frontera intercoreana, como represalia por la detonación de una mina norcoreana sucedida la semana pasada en la zona desmilitarizada (DMZ, según sus siglas en inglés), según anunció este lunes el Ministerio de Defensa.

La emisión mediante altavoces, un tipo de guerra psicológica contra Corea del Norte, comenzó durante la tarde del mismo día y en adelante continuará de forma alterna en dos puntos de la frontera, según el ministerio.

El ministerio añadió que "en un primer paso, como parte de las represalias contra la provocación ilegal de Corea del Norte, nuestro Ejército realizará emisiones mediante altavoz a lo largo de la línea de demarcación militar", y añadió que esta decisión fue tomada por su compromiso de castigar a Corea del Norte por la explosión de la mina.

Dos sargentos del Ejército surcoreano fueron heridos de gravedad el pasado 4 de agosto debido a la explosión de minas terrestres en la parte sur de la DMZ cerca de Paju, en la provincia de Gyeonggi, cuando realizaban una misión de patrulla.

La investigación del Ejército surcoreano mostró este lunes que la causa de la explosión fueron tres minas norcoreanas, consistentes en una caja de madera, que fueron enterradas de forma intencional en la zona guardada bajo control de Corea del Sur.

Según un funcionario del ministerio, los altavoces emitirán noticias recientes en Corea del Sur e información sobre la ilegalidad de la última provocación norcoreana, y pueden causar la propagación de noticias del exterior y mensajes contrarios al régimen norcoreano en un país en el que se ejerce un férrero control de la información.

Por este motivo, Corea del Norte critica con fiereza el envío de globos con panfletos contrarios al régimen que realizan activistas surcoreanos desde la parte sur de la frontera intercoreana.

El ministerio no detalló en qué parte de la DMZ se realizarán las emisiones de propaganda, pero fuentes informadas dijeron que una de las zonas será Paju, donde tuvo lugar la explosión.

Como parte de un acuerdo mutuo, el Ejército surcoreano eliminó las instalaciones fronterizas para la emisión de propaganda en el año 2004, pero las colocó de vuelta en 2010 tras el hundimiento del barco militar surcoreano Cheonan a consecuencia de un torpedo norcoreano.

Corea del Sur amenazó repetidamente con identificar las provocaciones norcoreanas y contraatacar a los autores, pero este método de represalia se queda corto ante las amenazas de respuestas "ojo por ojo".

El ministro de Defensa, Han Min-koo, prometió de nuevo responder con firmeza ante cualquier provocación de Corea del Norte, y ordenó a los militares de la zona afectada que reaccionen ante cualquier provocación "con confianza, decididamente y sin vacilaciones", añadiendo que la colocación de la minas constituye "una clara provocación y una rotunda violación del acuerdo de armisticio y el pacto de no agresión entre el Sur y el Norte".

Las dos Coreas permanecen técnicamente en guerra debido a que la Guerra de Corea de 1950-53 terminó con un armisticio y no un tratado de paz.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir