Go to Contents Go to Navigation

(AMPLIACIÓN)- Corea del Sur y EE.UU. renuevan su pacto de energía nuclear por primera vez en 42 años

Últimas noticias 22/04/2015 17:35

Seúl, 22 de abril (Yonhap) -- Corea del Sur comenzará su investigación a plena escala de una nueva tecnología capaz de reprocesar el combustible nuclear gastado, conforme a un acuerdo recientemente alcanzado con Estados Unidos sobre el uso pacífico de la energía nuclear, dijeron, este miércoles, fuentes de la Cancillería de Seúl.

Según fuentes, tras cuatro años y seis meses de negociaciones, ambas partes rubricaron, esta tarde, un acuerdo de 21 puntos, que insta a la cooperación bilateral basada en los principios de igualdad y reciprocidad.

Los dos países aliados habían negociado desde octubre de 2010 la renovación del pacto, que entró en vigor en 1974, por el cual Corea del Sur tenía prohibido enriquecer uranio y reprocesar el combustible nuclear gastado debido a los riesgos de proliferación.

En virtud del nuevo acuerdo, se abre el camino para que Corea del Sur produzca uranio de bajo enriquecimiento (LEU, según sus siglas en inglés), a través de las consultas con Washington, lo que ayudará a conseguir un suministro estable de combustible nuclear frente a la creciente demanda nacional de energía.

En este sentido, se creará un comité permanente de alto nivel para consultar sobre el tema, formado por el subsecretario de energía de EE.UU. y el vicecanciller surcoreano.

El acuerdo también garantiza el consentimiento preliminar a largo plazo de Estados Unidos para llevar a cabo las primeras etapas del reprocesamiento experimental llamado piroprocesamiento, que incluyen el examen posirradiación y la electroreducción.

El piroprocesamiento es una tecnología de reprocesamiento que se considera que plantea menos riesgos de proliferación, puesto que deja plutonio separado, mezclado con otros elementos. Mediante el acuerdo, los científicos surcoreanos podrán investigar esta tecnología, que aún no está comercializada, en las instalaciones locales.

Asimismo, Estados Unidos considerará la toma de medidas para ayudar en el almacenamiento, transporte y eliminación de combustible gastado de Corea del Sur.

Tras la firma del acuerdo, el embajador estadounidense ante Seúl, Mark Lippert, lo describió como "recíproco", diciendo que respeta la soberanía mutua y realza el liderato compartido sobre temas nucleares civiles.

Por su parte, el enviado surcoreano para las negociaciones, Park Ro-byug, dijo que el pacto allanará el camino para la cooperación "avanzada y recíproca", dado que ambos países han establecido un sistema para la cooperación estratégica y orientada al futuro en el sector de la energía nuclear, por lo que se espera que la alianza se fortalezca.

El pacto, junto con varias páginas de actas acordadas, estipula el "derecho inalienable" de Corea del Sur para el uso pacífico de la energía nuclear, como signataria del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares, y añade que la colaboración nuclear entre ambos países será el pilar del régimen mundial de no proliferación nuclear.

Según los funcionarios surcoreanos, el nuevo acuerdo permitirá que el país -que trata de aumentar sus exportaciones de plantas nucleares- amplíe su programa nuclear civil.

El acuerdo tendrá una vigencia de 20 años y podrá prorrogarse por otros 5 si ambas partes así lo acuerdan.

elena@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir