Go to Contents Go to Navigation

Los precios de los alimentos en Seúl están entre los más altos de las principales ciudades del mundo

Últimas noticias 12/01/2015 20:16

Seúl, 12 de enero (Yonhap) -- Los precios de comidas y bebidas en Seúl están entre los más altos del mundo a pesar de los múltiples tratados de libre comercio (TLC) firmados por Corea del Sur con otras naciones, según un informe presentado este lunes por la organización Consumer Korea.

En un estudio realizado entre junio y octubre del año pasado en 13 de las principales ciudades del mundo sobre los precios de 42 productos de alimentación, Seúl registró uno de los precios más altos en 35 de los artículos.

Las sucursales de Starbucks en Seúl, por ejemplo, presentaron el precio más alto del mundo para una taza de tamaño grande de café americano con 4.100 wones (3,78 dólares). Este precio fue un 65,5 por ciento mayor que el registrado en Nueva York, que presentó el precio más bajo entre la ciudades objeto del estudio.

Nueve tipos de frutas, como plátanos, naranjas y cerezas, resultaron ser más caras en Seúl que en la mayoría de ciudades estudiadas, que fueron, aparte de Seúl, Nueva York, Pekín, Tokio, Berlín, París, Londres, Milán, Toronto, Sídney, Madrid, Amsterdam y Taipei.

El vino chileno también resultó más caro en Seúl, con una botella de vino tinto Montes Alpha a 43.000 wones (39,65 dólares), un 10 por ciento por encima de los 36,34 dólares a los que se vende en Taipei, según el informe.

Otro producto básico de alimentación como es la carne de ternera, tanto importada como producida localmente, presentó altos precios en Seúl, con la carne local a un precio de 106.000 wones (97,74 dólares), por encima de los 83,85 dólares de Tokio y los 53,97 de Pekín. La carne importada, por su parte, presentó el tercer mayor precio entre las cidades estudiadas.

Pese a los 15 TLC bilaterales acordados por Corea del Sur con sus socios comerciales, el informe afirmó que los precios aún no han experimentado reducciones de precios debido a un complejo sistema de distribución que tiende a encarecer los precios al consumidor.

Como ejemplo, el informe mostró que el precio de las cerezas importadas de Estados Unidos bajó un 19 por ciento gracias al TLC firmado entre ambos países en 2012, mientras que el precio al consumidor final subió un 42,4 por ciento.

Consumer Korea afirmó que Corea del Sur "necesita mejorar su estructura de distribución para que los consumidores se puedan beneficiar de las bajadas de precio producto de los TLC y las menores barreras comerciales".

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir