Go to Contents Go to Navigation

El ministro de Justicia impondrá mano dura contra el abuso infantil

Últimas noticias 11/04/2014 19:12

Seúl, 11 de abril (Yonhap) -- El ministro de Justicia, Hwang Kyo-ahn, se comprometió este viernes a imponer mano dura contra el abuso infantil y adoptar medidas al respecto, en medio de una creciente indignación pública después de que una mujer golpease a su hija adoptiva de 8 años hasta causarle la muerte.

En una reunión mantenida en la Asamblea Nacional entre el Gobierno y el gobernante Partido Saenuri, Hwang dijo que el Gobierno "castirá con dureza a quienes maltraten a los niños, adoptará varias medidas al respecto y hará todo lo posible para proteger mejor a los niños".

Hwang afirmó que el Ministerio de Justicia implementará una ley para prevenir abusos infantiles, que se espera entrará en vigor en septiembre.

Con la ley aprobada en diciembre, las personas condenadas por maltrato infantil con resultado de muerte serán sentenciadas a un mínimo de cinco años en prisión y un máximo de cadena perpetua.

En caso de maltrato grave que ponga en riesgo la vida de la víctima o deje graves secuelas permanentes, la condena mínima se elevará a tres años en prisión.

Durante la reunión, la policía presentó un plan para que los equipos de investigación especializados en crímenes sexuales cometidos contra niños y personas con discapacidad, presentes en las agencias provinciales, se encarguen también de los casos de maltrato infantil.

Las denuncias de maltrato infantil serán gestionadas con la misma celeridad que los crímenes violentos, y las personas denunciadas por maltrato infantil en tres ocasiones o más serán detenidos mientras se investiga el caso, según la policía.

La opinión pública se escandalizó sobre este tema después de que el año pasado una mujer supuestamente patease hasta la muerte a su hija adoptiva de 8 años en Chilgok, en la provincia de Gyeongsang del Norte. Más tarde se supo que la mujer había amenazado a la hermana de la víctima, de 12 años, para que mintiese y se responsabilizase de la muerte de su hermana.

En octubre, otra niña de 8 años fue golpeada hasta la muerte por su madre adoptiva, en Ulsan.

Según la Agencia Nacional de Protección Infantil, entre 2001 y 2012 un total de 97 niños fueron maltratados hasta la muerte, pero la agencia estima que el número real es aún mayor.

felipe@yna.co.kr

(END)

(FIN)

Inicio Subir