Go to Contents Go to Navigation

Corea del Sur dice que Corea del Norte envió tres drones para el espionaje

Últimas noticias 11/04/2014 15:36

Seúl/Daejeon, 11 de abril (Yonhap) -- Corea del Sur anunció, este viernes, que tres pequeños vehículos aéreos no tripulados (VANT) hallados cerca de la frontera fuertemente fortificada, fueron fabricados y enviados por Corea del Norte con el propósito del espionaje, aunque aún no se ha encontrado una evidencia irrefutable.

El Ejército recuperó tres drones de áreas separadas cerca de la frontera intercoreana desde finales de marzo, provocando serias preocupaciones sobre los problemas de la defensa aérea de Corea del Sur, ya que uno de ellos había tomado fotografías de la Oficina del Presidente e importantes instalaciones militares.

Mientras que se ha creído, de manera generalizada, que los tres drones, fabricados con una tecnología rudimentaria de VANT, provienen del régimen comunista, el Ministerio de Defensa surcoreano anunció oficialmente un resultado provisional de la investigación, señalando que Pyongyang estaba detrás de la infiltración de los drones, 18 días después de que se hallara el primer dron.

"El resultado de una investigación conjunta halló varias pruebas circunstanciales que muestran totalmente que los pequeños VANT fueron enviados por Corea del Norte", dijo Kim Min-seok, portavoz del Ministerio de Defensa, en una sesión informativa, mencionando su diseño, sistema operativo y fotos contenidas en las cámaras instaladas en los drones.

La Agencia estatal para el Desarrollo de Defensa (ADD, según sus siglas en inglés), ubicada en Daejeon, a unos 160 kilómetros al sur de Seúl, reveló el avión bajo investigación a los medios de comunicación e informó a los reporteros de los detalles técnicos de los drones.

Uno se halló a finales de marzo en Paju, al sur de la zona desmilitarizada que separa a las dos Coreas, y otro fue recuperado, la semana pasada, de la isla fronteriza de Baengnyeong durante los ejercicios de fuego real de Corea del Norte, cerca de la frontera marítima occidental.

Más recientemente, el Ejército reveló, el pasado domingo, un tercer dron, similar a los otros dos, que un residente local encontró en una montaña, en la costa oriental, a principios de octubre.

A pesar de que los tres drones se encontraron en diferentes regiones, todos ellos están pintados de azul cielo, un color similar al de los VANT más grandes revelados, el año pasado, durante los desfiles militares norcoreanos.

Los tres drones también tenían baterías cuya fecha de expiración estaba inscrita en dialecto norcoreano y el sistema de paracaídas se emplea casi exclusivamente para propósitos militares. Seis huellas dactilares no registradas en la base de datos surcoreana fueron recogidas de uno de los drones, dijo el ministerio.

Al rastrear las fotos tomadas por las cámaras japonesas instaladas en uno de los VANT, se deduce que el avión puede viajar sólo distancias limitadas de hasta 200 kilómetros, a una velocidad de 100-120 kilómetros por hora, a una altitud de 1-2 kilómetros, lo que sólo permite unas pocas horas de viaje cada vez.

Los pequeños vehículos aéreos están fabricados con policarbonato, lo que hace que sea difícil que los radares los detecten.

Están controlados por un sistema básico de transmisión, que no es lo suficientemente sofisticado como para enviar las imágenes en tiempo real. Las fotos no son mejores que las imágenes de Google tomadas por satélites comerciales.

Los aparatos fueron fabricados con piezas de varios países, incluidos Corea del Sur, Estados Unidos, Japón, China y la República Checa, mientras que los logos de la compañía y números de serie fueron eliminados intencionalmente, según el ministerio.

Los drones viajan de acuerdo con coordenadas preestablecidas que usan el sistema de posicionamiento global (GPS). Los investigadores aún tienen que completar la descodificación de las señales que se hallan cifradas de forma complicada, una evidencia decisiva que podría confirmar su origen.

Al objeto de realizar nuevos análisis, los expertos civiles de otros países se unirán a la investigación para indagar en los datos del GPS y motores, a fin de obtener más detalles de la tecnología de VANT de Corea del Norte.

"Si podemos recuperar los datos de la unidad central de procesamiento, mostrará su punto de partida y destino. Ésta es la evidencia más clara", dijo Kim Jong-seong, director del programa de desarrollo de VANT de la ADD, añadiendo que se tardará varias semanas en recuperar los datos si el sistema de GPS usaba memoria flash, que almacena los datos incluso cuando no se enciende.

felicidades@yna.co.kr

(END)

(FIN)

Inicio Subir