Go to Contents Go to Navigation

(2ª AMPLIACIÓN)- Corea del Norte propone celebrar reuniones de las familias separadas

Últimas noticias 24/01/2014 21:15

Seúl, 24 de enero (Yonhap) -- Corea del Norte hizo este viernes una repentina proposición para celebrar reuniones de las familias separadas que viven en ambas Coreas, y el Gobierno surcoreano reaccionó inmediatamente acogiendo positivamente la propuesta.

La Cruz Roja de Corea del Norte propuso celebrar las reuniones en el complejo vacacional de la montaña Kumgang en un "momento oportuno" después de la festividad del Año Nuevo Lunar, según informó la Agencia Central de Noticias de Corea del Norte, añadiendo que la propuesta fue realizada a través de un mensaje telefónico enviado al presidente de la Cruz Roja Nacional de Corea del Sur.

El Norte dijo en el mensaje que las reuniones de familias separadas van en concordancia con los deseos, tanto locales como internacionales, de unas mejores relaciones intercoreanas.

El Ministerio de Unificación de Seúl acogió postivamente la propuesta norcoreana, confirmando que el mensaje de la Cruz Roja fue enviado a través del canal del Panmunjom a las 6:30 de la tarde.

En el mensaje, Pyongyang acusó a Seúl por los retrasos en la celebración de estas reuniones, según el ministerio, añadiendo que más tarde enviará una respuesta al Norte sobre los detalles de las reuniones, incluidos horario y consultas preparatorias.

Anteriormente este mes, Corea del Sur propuso celebrar las reuniones familiares durante la festividad del Año Nuevo Lunar, que este año cae en el 31 de enero.

Sin embargo, el Norte rechazó la propuesta surcoreana citando, entre otros motivos, las próximas maniobras militares conjuntas con Estados Unidos.

Las reuniones familiares son un asunto muy emotivo en la península coreana. La mayoría de los miembros de las familias separadas superan los 70 u 80 años y desean ver a sus familiares, que no han visto desde hace décadas, antes de morir.

Corea del Sur y Corea del Norte habían acordado celebrar las reuniones familiares en la montaña Kumgang, un complejo vacacional situado en la coste este de Corea del Norte, en septiembre del año pasado. Sin embargo, el Norte canceló las reuniones en el último minuto.

La propuesta del Norte llegó horas después de que el Sur pidiese a Pyongyang, este viernes, que demostrase con acciones su reciente apertura conciliatoria, una petición de Seúl que demuestra su profunda desconfianza ante las palabras de Pyongyang.

Corea del Sur se ha mostrado cautelosa antes el cambio de actitud del Norte, que entre otras cosas pidió la cancelación de los ejercicios militares conjuntos entre Corea del Sur y Estados Unidos. El Norte también pidió el final de las hostilidades, tanto verbales como militares, entre ambas Coreas.

Corea del Sur se cuestionó la seriedad del norte, citando el historial de provocaciones realizadas por Pyongyang poco después de mostrar gestos de reconciliación con el Sur.

felipe@yna.co.kr

(END)

(FIN)

Inicio Subir