Go to Contents Go to Navigation

Se filtran los datos de casi 20 millones de clientes bancarios

Últimas noticias 19/01/2014 16:17

Seúl, 19 de enero (Yonhap) -- Se han filtrado los datos de casi 20 millones de clientes bancarios, dijeron, este domingo, fuentes de la industria, lo que ha aumentado las preocupaciones de que montones de datos personales filtrados puedan ser usados por una red de estafadores financieros.

Según fuentes, se han filtrado ilegalmente de varias entidades financieras, como los bancos Kookmin y Shinhan, los datos confidenciales de los clientes, entre los que figuran funcionarios ministeriales y celebridades, incluidos sus números de teléfono, direcciones, números de tarjetas de crédito e incluso estados financieros.

La fuga se produjo debido a que las entidades financieras comparten la información de sus clientes con las firmas locales de tarjetas de crédito KB Kookmin Card Co., NH Nonghyup Card Co. y Lotte Card Co., que también han sufrido la fuga de datos de sus clientes.

Según un funcionario del Servicio de Supervisión Financiera (FSS, según sus siglas en inglés), se ha filtrado la información de casi todas las personas activas económicamente, por lo que se ha ordenado a todos los bancos locales que investiguen el caso.

El supervisor financiero dijo que, según su estimación preliminar, se sospecha que se han filtrado los datos de cerca de 650.000 clientes bancarios y que, hasta el momento, se ha confirmado que se ha filtrado la información personal de casi 130.000 clientes de los bancos extranjeros Citi Bank Korea y Standard Chartered Bank Korea.

El FSS dijo, en un comunicado, que ha iniciado una investigación en el banco Kookmin en relación con la presunta fuga de datos y ha ordenado a otras 14 firmas financieras que realicen una inspección interna.

El supervisor está tratando de reforzar las regulaciones relacionadas, haciendo que las firmas financieras restrinjan aún más el acceso de su personal y de terceros -como subcontratistas- a la información de sus clientes.

En los últimos tiempos ha aumentado la necesidad de que las entidades financieras locales incrementen su seguridad informática y la protección de la información, debido a una serie de fugas de datos y ciberataques sobre las transacciones financieras en línea desde el año 2011, que podrían emplearse para los fraudes como el "SMishing", o la suplantación de la identidad a través de los mensajes telefónicos de texto (SMS), para hacer que la gente acceda a páginas web falsas con códigos malignos y engañarla para que revele su información bancaria o la de sus tarjetas de crédito.

elena@yna.co.kr

(END)

(FIN)

Inicio Subir