Go to Contents Go to Navigation

El Gobierno promete medidas contra los trabajadores ferroviarios en huelga

Últimas noticias 18/12/2013 19:01

Seúl, 18 de diciembre (Yonhap) -- El primer ministro de Corea del Sur, Chung Hong-won, prometió este miércoles medidas severas contra los trabajadores ferroviarios que mantienen una "huelga ilegal", instándoles a regresar al trabajo lo antes posible.

Miles de trabajadores sindicalizados de la pública Corporación Ferroviaria de Corea del Sur (KORAIL, según sus siglas en inglés) fueron, este miércoles, a la huelga por décimo día consecutivo, en lo que ya es la huelga ferroviaria de mayor duración en la historia de Corea del Sur.

Los trabajadores protestan por la decisión empresarial de crear una unidad independiente para operar una nueva línea de tren bala KTX, una decisión que el sindicato considera un primer paso hacia una privatización de los servicios nacionales que provocaría despidos masivos y subidas de tarifas.

Según declaró Chung, esta "huelga ilegal" está perjudicando a los ciudadanos y la economía, añadiendo que "el Gobierno no tiene otra opción más que ocuparse con firmeza de la huelga ilegal según la ley". Chung también instó a los trabajadores a dar por concluida la huelga y regresar inmediatamente a sus puestos de trabajo.

Los servicios ferroviarios se han visto afectados por la huelga, con recortes de un 17 por ciento en los servicios de pasajeros y de un 55 por ciento en los servicios de transporte de mercancías.

Chung recordó la anterior promesa de la presidenta Park Geun-hye, quien afirmó que el Gobierno no privatizará los servicios ferroviarios, y repitió que la creación de la empresa filial es parte de los esfuerzos por "impulsar la competitividad y transparencia" de KORAIL.

El primer ministro surcoreano reafirmó el apoyo del Gobierno a los esfuerzos de innovación de la empresa, solicitando a ambas partes que pongan fin al conflicto y unan sus esfuerzos.

La empresa pública carga con deudas por valor de 17 billones de wones (16.200 millones de dólares), y a este ritmo se espera que la deuda alcance los 50 billones de wones (47.500 millones de dólares) en 2020.

Tras apartar a más de 6.000 trabajadores de sus empleos la semana pasada, la dirección de KORAIL ha preparado medidas de castigo para 145 trabajadores acusados de liderar la "huelga ilegal", presentando demandas en su contra por las pérdidas económicas causadas por la huelga.

El sindicato, por su parte, se comprometió a "luchar hasta el final", planeando una gran manifestación en Seúl para el jueves.

felipe@yna.co.kr

(FIN)

Inicio Subir